Nada hace más ilusión que recibir un paquete por Navidad. Sobre todo, cuando se presenta cuidadosamente embalado.
Y es que el embalaje ha pasado de ser un aspecto meramente funcional a convertirse en un elemento diferenciador (casi) tan importante como el propio contenido. Al fin y al cabo es la primera impresión que recibe de ti el cliente.


Nuestro embalaje dice más en 10 segundos de un producto de lo que cualquier director de ventas nos pueda contar en horas. Y el consumidor actual es muy exigente. No solo quiere que su pedido llegue en buen estado. Quiere recibirlo en un embalaje acorde al producto, fácil de manipular y lo más importante: respetuoso con el medio ambiente.

Eso dice un informe de la Asociación de Fabricantes y Distribuidores, que indica que siete de cada diez consumidores quieren que los embalajes de sus compras por internet tengan un mínimo impacto ambiental, incluyendo los protectores interiores. 

Razones suficientes para tomar en cuenta estas recomendaciones a la hora de embalar tus pedidos esta Navidad, seas una empresa tradicional o un e-commerce.

Qué embalaje utilizar para enviar un pedido

Las cajas de cartón para embalaje son por su resistencia un sistema seguro para realizar envíos. Están hechas en cartón ondulado o corrugado, que es el tipo de cartón más utilizado en embalaje. Podemos encontrar cartón corrugado de diversos grosores. Según este, la caja será más o menos robusta y apilable.

Las cajas de cartón son plegables, por lo que ocuparán poco espacio mientras están almacenadas. Su principal ventaja es que son reutilizables y reciclables, por lo que no dañan el medio ambiente.
Existe una amplia variedad de cajas de cartón en tamaños y formas. Consulta la que mejor se adapte a tu producto en nuestro catálogo.

¿Qué tipo de relleno es mejor para proteger mi embalaje?

Tan importante como elegir una caja de cartón para nuestro envío, es contar con un relleno que proteja la mercancía en su interior. El objetivo del relleno para embalaje es asegurar que el producto llegue en perfectas condiciones a su destino, inmovilizándolo para evitar que sufra algún impacto durante el desplazamiento, y protegiéndolo de humedades o vibraciones que puedan comprometer su integridad.

Existen distintos tipos de relleno para embalaje, pero no todos emplean el material más adecuado. Hasta hace relativamente poco era habitual utilizar rollos de espuma de polietileno expandido o film alveolar (el plástico burbuja que tanto nos divierte explotar). Sin embargo, por su impacto en el medio ambiente han ido sustituyéndose por otros materiales de relleno sostenibles y eco- responsables.

Es el caso de la malla de cartón para embalaje. Este cartón perforado proviene de excedentes de los distintos procesos de fabricación de material de embalaje. Es cien por cien reciclado, no genera residuos y se puede reciclar.

Malla de cartón para envíos e-commerce

Relleno de carton envios

Una solución económica y ecológica que permite embalar de forma fácil, rápida y segura piezas de cerámica, cristalería, mobiliario…, como se muestra en el vídeo, o utilizarse como separador en una misma caja.
Ya solo queda cerrar la caja con cinta adhesiva y proceder a su envío.

Recuerda que el embalaje será el primer contacto que tendrá el cliente con tu producto. Hagámoslo memorable.

🎁 ¡Feliz Navidad! 🎄