Las empresas han dejado de considerar el packaging como algo meramente funcional. Hoy día se buscan soluciones en embalaje que combinen seguridad, durabilidad y sostenibilidad que ayuden a optimizar los procesos de manipulación, almacenaje y distribución.

El sector del packaging se encuentra en transformación. El crecimiento del comercio electrónico, la presión normativa para avanzar hacia una economía circular y la digitalización, donde la tecnología del embalaje jugará un papel decisivo, son algunos factores que determinarán las tendencias del packaging en 2022.

Como especialistas en fabricación de embalajes, destacamos estas:

Ecodiseño para el desarrollo de embalajes sostenibles

Los fabricantes de envases y embalajes podemos incorporar  a nuestros productos criterios medioambientales que, además de ser de obligado cumplimiento a corto plazo, contribuyan a que las empresas sean más competitivas, optimizando sus procesos productivos.

Uso del ecodiseño para mejorar la eficiencia desde el inicio

Uso del ecodiseño para mejorar la eficiencia desde el inicio

 

Aplicar el ecodiseño a los nuevos embalajes permite minimizar nuestro impacto en el medioambiente, al reducir el consumo de recursos naturales y la huella de carbono asociada al packaging y revalorizar los residuos que este genere.

Las empresas ya están apostando por embalajes que lleven la menor cantidad de material posible, que provenga de fuentes renovables o que incluya un porcentaje de material reciclado en su composición. También se opta por embalajes monomaterial o de varios materiales separados, que faciliten el proceso de recogida, selección y posterior reciclado.

Por eficacia y rentabilidad, la demanda de embalajes de cartón seguirá al alza por el impulso del comercio online y las preferencias del consumidor hacia marcas y productos ambientalmente responsables. También crece el interés por los embalajes “cradle to cradle”, como el modelo de embalaje Caja Eco®, reutilizable y desmontable, que representan una gestión de reciclaje constante y continua donde todo puede reutilizarse.

Embalaje personalizado

Aunque existen soluciones de embalaje estandarizadas para las necesidades de transporte y logística más comunes, cada vez más empresas requieren soluciones específicas que ayuden a optimizar su carga y reducir costes.

Cada cadena de suministro exige un embalaje distinto. Ahora es el embalaje el que se adapta al producto, no al revés.

El packaging del futuro debe ser capaz de proporcionar soluciones “ad hoc”, integradas en los procesos logísticos del cliente. Por ejemplo, sistemas para empresas con gran volumen de embalaje, que trabajan con diversos proveedores y necesitan unificar su gestión de almacenaje.

O el caso de embalajes para transporte de mercancías especiales en sectores en expansión como la automoción, el fotovoltaico o el vidrio, así como nuevos embalajes para mercancías peligrosas, como las baterías de litio.

Desarrollo de embalaje retornable para sector solar

Packaging inteligente

Con la digitalización, el packaging está dando un salto de gigante. La industria alimentaria y la farmacéutica han sido las primeras en aprovechar las ventajas del packaging inteligente o smart packaging, para monitorizar el estado de los productos a lo largo de la cadena de suministro.

Junto a los dispositivos de control de mercancía, son muchas las industrias  que están incorporando la tecnología RIFD para controlar la trazabilidad de su stock en tiempo real.  Estos sistemas de radiofrecuencia facilitan la distribución de las mercancías y consiguen mayor precisión en la gestión del almacenamiento.

Ecodiseño, personalización y digitalización que consideramos señales inequívocas de que la industria del embalaje tiene mucho que aportar en los próximos años.

Os invitamos a seguir descubriendo con nosotros las últimas novedades del mercado, ¿Os unís? Hagamos de este nuevo año, un año más circular y eco sostenible en todos los sentidos.

¡Feliz 2🔄22!