El sector de la logística está empezando a percibir con claridad las ventajas de utilizar sistemas de embalaje retornable de transporte.

Frente a los embalajes de un solo uso, los embalajes retornables permiten optimizar la cadena de suministro, haciéndola más eficiente y respetuosa con el medio ambiente. Aunque este tipo de embalaje requiere una inversión inicial, esta suele amortizarse en los primeros meses y alcanzar importantes ahorros en costes logísticos. Compruébalo calculando cuánto puedes ahorrar al año con un embalaje retornable.

Existe una amplia gama de soluciones de embalaje retornable para cada necesidad. Ya hemos explicado cuáles son los embalajes retornables de madera de uso común y qué embalajes retornables metálicos son los más empleados.

En este post explicaremos los embalajes retornables de plástico de uso más frecuente y sus beneficios.

Propiedades del embalaje de plástico retornable 

El plástico es uno de los materiales de embalaje más utilizados. Destaca por su ligereza, resistencia y alta protección frente a factores externos como la humedad, temperatura o microorganismos. Por tanto, todas estas características innatas lo han convertido en un embalaje imprescindible para el sector de la alimentación, agrícola y farmacéutico.

El embalaje de plástico puede manipularse fácilmente. Y por su durabilidad constituye un embalaje retornable con una excelente relación rendimiento/precio. Más ahora, cuando debido a la escasez de materias primas como la madera y el repunte de precios en el mercado, resulta un producto muy competitivo.

¿Cuáles son los embalajes retornables de plástico más comunes?

Los modelos de embalaje retornable de plástico más utilizados son:

  • Cajas de plástico. Son desmontables, apilables y muy versátiles. Se pueden plegar, ocupando menos espacio de almacenamiento. Permiten ahorrar un 85% en transporte de retorno y almacenaje. Existe la posibilidad de proveer la caja con un cierre, asegurando la mercancía. Se fabrican en polietileno y polipropileno. Son aptas para uso alimentario y están disponibles en diversas medidas y tipologías.

Cajas de plástico plegables

Embalaje de plástico plegable

Embalaje de plástico plegable y retornable

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Embalaje de plástico desmontable y reutilizable. Este tipo de embalaje fabricado en plástico se caracteriza por su resistencia, bajo peso, capacidad de reutilización y reapilamiento. Están disponibles en varias medidas estándar que cubren la mayor parte de las necesidades del sector del embalaje.
KTP- Embalaje retornable de plástico

KTP- Embalaje retornable de plástico

KTP - Embalaje de plástico plegable y retornable

KTP – Embalaje de plástico plegable y retornable

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Palets de plástico. Fabricados para soportar medias y grandes cargas, los palets de plástico son ligeros, duraderos y reutilizables. Están disponibles en una serie de medidas estándar.

 

Palet de plástico

 

  • Lego palet/paletkit. Es un palet de plástico modulable y desmontable para su retorno. Las partes que se van deteriorando con el tiempo se pueden reemplazar fácilmente.  Además, es dimensional en función de sus necesidades. Al ser modular, se puede montar todo lo largo que se requiera y beneficiarse de un retorno logístico.

 

  • Cercos woodyplast. Son cercos fabricados con una combinación de materiales: 70% madera (abeto) y 30% plástico (PP + aditivos). Esta mezcla se procesa posteriormente termoplásticamente en forma de gránulos y se obtiene WPC. Están dotados de una gran resistencia a la humedad y son cien por cien reciclables. Se encuentran disponibles en medidas estándar.
Cercos woodyplast

Cercos de embalaje woodyplast

 

En resumen, existen diferentes embalajes retornables de plástico que pueden ser una alternativa eficiente y rentable a su sistema de embalaje convencional. Póngase en contacto con Encaja Embalajes. Le ayudaremos a encontrar la solución más indicada a sus procesos logísticos.